martes, 8 de enero de 2008

El XO, por los suelos


Es difícil, por no decir, imposible, ver una mala crítica del Eee PC. En el seguimiento a los ordenadores "similares", me encuentro un artículo the Economist.com que es devastador. Al menos en lo que significaría venderlo en el primer mundo. El título lo dice todo: Un torpe portátil por niño. Y el subtítulo: "Gran idea. Una pena el ordenador mediocre".

"Sería un buen truco, pero quizás vadría la pena, escribir esta columna en el pequeño, verde y blanco, ordenador de 200 dólares de One Laptop Per Child (OLPC) que está sentado sin hacer nada ante tu columnista. Desgraciadamente, no puede.

No es porque las teclas sean demasiado pequeñas para sus manos de adulto (que lo son), o porque la baja velocidad del procesador haga frustrante su uso (que lo hace). Ni es porque el trackpad a veces se ponga tonto y las teclas pierdan la respuesta normal a la presión que permite teclear suavemente. No es ni siquiera porque llevar esta columna desde la aplicación de procesamiento de textos hasta el sistema de correo electrónico sea prohibitibamente difícil.

En cambio, es porque el XO, que tu columnista ha explorado desde que llegó unos días antes de Navidad, tiene bugs que causan cuelgues ocasionales. A veces se ve un mensaje que relampaguea cuando el sistema está arrancando, advirtiendo de algún error de comprobación de datos. Esto, conjuntado con otros contratiempos, hizo necesario el uso de un ordenador personal normal y caro para escribir esta columna.
"

2 comentarios:

newimagenio dijo...

Creo que se está siendo muy injusto con este ordenador. A este paso tiene los días contados.

soneu dijo...

No soy experto, pero en mi caso, si accedo vía Web al correo con Konqueror, tengo comprobación de ortografía. Con firefox creo que también, pero no se activarlo.
No se que más opciones del OOWriter puede necesitar el periodista para escribir su columna.

Publicar un comentario