viernes, 18 de julio de 2008

La Nueva Generación de dispositivos ultraportátiles: Conclusiones

A lo largo de los cinco artículos anteriores os he ido contando los signos que están apareciendo y que yo interpreto como la gestación de una nueva oleada de técnica que va a evolucionar de lo que actualmente existe y a la vez va a revolucionar el concepto de ultraportabilidad.
Lo que más me interesa de todo esto es la reacción de la gente, sus inquietudes, las tendencias de los usuarios, sus pasiones, miedos, frustraciones, esperanzas...En algunas ocasiones me he puesto a mi mismo de ejemplo porque es lo que tengo más a mano y aunque no me considero un geek desenfrenado sí que lo soy en un grado preocupante y no se qué sería de mi si no supiera controlarme...
Qué le vamos a hacer, unos son ludópatas, otros borrachos y otros somos geeks.
Precisamente esta tribu de geeks que formamos es la que tira del carro y la que sin ser consciente de ello está conformando lo que el futuro traerá.
Y pensando en ese futuro me doy cuenta que tendremos que renunciar a ciertas cosas que van en contra de la ultraportabilidad. Cosas como por ejemplo las siguientes:

  • Tendremos que olvidarnos del teclado: Seamos francos. Un teclado ocupa un espacio demasiado grande en el dispositivo. Las labores relacionadas con él han de ser ejecutadas desde otros terminales. Seguir manteniendo el teclado en los ultraportátiles es un error, al menos como teclado convencional. El deslizante todavía puede dejarse, pero con reservas.
  • Tendremos que olvidarnos del touchpad: Otro consumidor de espacio que contribuye al aumento de tamaño. La interacción con la pantalla es la solución.
Con los netbooks hemos querido conservar lo que ya teníamos pero en un menor tamaño y al final hemos acabado quejándonos de que las teclas están muy juntas y son pequeñas o que los dos botones del ratón a ambos lados del touchpad son incómodos.

Como dicen en mi pueblo, queremos estar en el plato y en las tajadas y eso no puede ser. Para ello tenemos que reconocer que un ultraportátil ha de ser algo diferente pensado para hacer cosas diferentes de las que un ordenador de sobremesa hace. Dejémonos de querer transplantar todo nuestra vida informática en un dispositivo portátil. Centrémonos en lo que la ultraportabilidad ofrece y entonces veremos claro qué y cómo lo necesitamos.

Apple, Nokia, HTC están dando muchas claves sobre como han de ser los nuevos ultraportátiles en su aspecto físico pero sin duda Google es quien va a liderar los contenidos.
Yo tengo muchas esperanzas en el gPhone, lo confieso. Después me darán el palo y tendré que callarme...Pero creo que va por muy buen camino.

Y ya por último solo me queda decir que dada la importancia que van a adquirir estas cosas de las que os he hablado en los últimos seis artículos, este blog no puede dejar pasar la oportunidad de informar sobre todos estos acontecimientos que se esperan en cuestión de meses por lo que vamos a incluir estos asuntos en la temática del blog a partir de hoy. Espero que sea de vuestro agrado.
Gracias por vuestra paciencia y, sobre todo, lealtad.

8 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Veo por donde vas, porque yo también me considero un geek (de hecho, sigo este blog desde prácticamente la segunda semana de vida). Gracias a eBay (principalmente en USA) consigo mis caprichos sin llegar a la bancarrota y me deshago de los obsoletos para completar el ciclo, de manera que he aprendido que no hay nada más efímero que el valor que le das a un artilugio electrónico.
Y al hilo de lo que escribes, he tenido la sensación de que veías una meseta al final de tan ajetreado viaje de iniciación por la cordillera de los UMPCs. Yo creo más bien que esto no tiene fin y que al igual que las cremas de belleza, nunca se acabarán, porque en realidad, ninguna funciona ni satisface lo suficiente a quien la compra.
Ya hace meses que veo de lo más normalito a mi movil wifi, el portátil desde el que os escribo (12") ya me resulta grande y pesado...
Muchas veces siento que deberíamos hacer terapia de grupo y pensar en esto como en una ludopatía, pero por otro lado, soy informático, me apasiona la electrónica y vivo de ello. Veo todos los días lo que puede dar de si la red y pienso que todos nuestros cacharros convergerán en ella y nuestas vidas también. Que nuestros eee, wind, kira... no serán los definitivos, lo sabemos y sabemos también que muchos de nosotros nos habremos deshecho de ellos antes de que se les acabe la garantía para comprar otro UMPC de 2ª generación, que nos hará tanta ilusión como el que todavía no nos hemos comprado.
Nunca existirá el gadget definitivo, pero nos divertimos mucho elucubrando, rumoreando, viendo unboxings, reviews y probando cacharros.
Saludos a todos y perdonad por la chapa.

frmerced dijo...

¡Hola!

Los que te leemos estamos todos tocados por este mundillo que, como has dejado traslucir en esta larga serie de reflexiones, tiene que ver no sólo con la funcionalidad sino también con la pasión, con la búsqueda, con la experimentación.

Y sobre esto simplemente tres cosas, porque supongo que aquí convergerán y lloverán los comentarios.

Una, estoy de acuerdo con la visión de fondo, y creo que has retratado bien la tendencia emergente, la que va a llevar a madurez el ultraportable (entiendo esta madurez como la del reloj digital, que alcanzó su nicho y cumple su función, o en el organizer o agenda de papel).

Dos, para los que nos apuntamos al carro de la agenda digital, hay un formato y una funcionalidad que es punto de referencia (para mí, al estilo Palm). Es un mercado en recesión, cierto, pero me parece que es por las limitaciones en el interface, que la hacen útil sólo para el que tiene mucha información propia que llevar encima. El Nokia 770-800-810 muestra el retorno a este formato con una conectividad ya más manejable.

Tres, creo que el ultraportable o "netbook", al estilo Asus eee, será un formato con larga vida, para los que necesitan introducir información. En este sentido, hasta que el reconocimiento de escritura o de voz no llegue a su madurez, este estilo clasicón y poco innovador será muy importante. Lo que le falta, para mí, es el acceso instantáneo, al estilo Palm, para poder cerrar en cualquier momento y volver adonde uno estaba en cuanto uno tenga oportunidad.

Por cierto, esto último está más cerca con los procesadores Atom y las nuevas placas, que parece ya soportan la suspensión sin drenar potencia de la batería.

Bueno, perdón por la extensión y gracias por tus reflexiones.

Bultza dijo...

Pues si yo me tengo que olvidar del teclado entonces no pienso comprarme uno de esos ultraportátiles. Un teclado aunque sea un poco pequeño como el del eeepc me permite "ahorrar" tiempo unas 10 veces más rápido que si no tengo un teclado normal (y tengo uno de esos que tienes que usar el mismo dedo para cada letra como el movil), y eso es mucho. Depende mucho de para que lo vayas a usar, pero yo un ultraportatil sin teclado normal es como una bici sin pedales, por ahí no paso ;) y todos los que sepan escribir sin mirar el teclado me temo que tampoco pasarán.

Otra cosa es q lo use solo para navegar y leer el correo, pero para mi tmb debe dejar escribirlo. no nopuedo sin teclado, no creo que lleguen a desaparecer. Le dí muchas vueltas en su día porque el teclado es muy grande en los ultraportatiles, tal vez un teclado proyectado con laser o algo así, aunque sigues necesitando una superficie plana...

piso finder dijo...

Yo también estoy con la larga vida para el ultraportátil. Es más creo que me gusta precisamente porque me permitiría hacer lo que hago en el de sobre mesa (mirar internet, escribir correo electrónico y descargar fotos de la cámara), pero en cualquier parte y sin preocuparme demasiado por si se pierde o estropea (no me veo con un cacharro, sea todo lo ligero y pequeño que sea, de 1000 euros en el macuto).

Otra cosa buena del ultra portátil es que puedes conectarle un teclado y un monitor por usb en el momento en que hagas un uso más intensivo del equipo.

gochila dijo...

El futuro llego hace tiempo. con el OQO tienes TODO.

gochila dijo...

El futuro llegó hace tiempo, se llama OQO ...

Peregil dijo...

No creo que el mercado de los ultraportátiles se agote porque siempre habrá usuarios potenciales. Por muy evolucionado que estén los dispositivos tipo iphone presentarán siempre unas limitaciones ergonómicas mucho mayores que los netbooks, y con eso se limita su funcionalidad. Yo tengo una gp2x y con ella puedo escribir documentos en abiword, navegar por internet y hacer bastantes tareas sencillas pero al final acaba siendo un engendro al que le cuelgan pereféricos por todos los agujeros. Definitivamente, me quedo con mi 701, y probablemente cambie pronto el sobremesa por un linutop. Ya acabó la época en la que necesitaba potencia desmedida. Hasta parece que el pc se va a jubilar en el campo de los juegos y dejarlo a merced de las consolas. Bueno, hasta otra ocasión. Por cierto, muy bueno y profundo esta serie de artículos sobre el futuro que se nos está viniendo encima.

PD: no me imagino escribiendo esta entrada desde un iphone.

chao

Maximus_detritus dijo...

Yo queria hacer unos cuantos comentarios para esta serie que has escrito new...

1- el "tendremos que olvidar..." será válido cuando su sutituto sea igual de efectivo que el que sustituye. Para el touchpack existen opciones muy válidas, pero para el teclado que todavía queda mucho para que se suprima de los ultraportátiles.

2- el Gphone no existe (creo que lo sabes). En este momento es el Sistema Operativo donde esta la guerra en este momento (Android)

3-La linea marcada por el Eee va a tardar muchos años en desaparecer. De eso estoy convencido...
Mucho love.

Publicar un comentario