sábado, 24 de noviembre de 2007

La bolsa o la vida

Un aspecto importante que no hay que olvidar es la calidad de los accesorios que incorpora un dispositivo. Sobre todo la bolsa de transporte, que será lo primero que se verá cuando saques tu ordenador en una reunión. Ese momento antes de que saques el ordenador de la bolsa, en el que todas las miradas se fijan en lo que llevas en la mano, dado el pequeño tamaño del ordenador, y en el que intuyes que todos se estarán preguntando ¿qué lleva ahí?. Y entonces, con mucha parsimonia, dilatando la acción que te propones llevar a cabo, levantas la solapa de la funda, deslizas los dedos dentro de ella y comienzas a tirar del ordenador hacia afuera, pero muuuy despacio...sin prisas, dejando que la desesperación acabe por hacer saltar al menos paciente de los presentes:¿Y eso qué es, una calculadora?...dice el ignorante de tu compañero. Sí-respondes-una calculadora, espera que te la enseño.......






4 comentarios:

frames dijo...

Este es uno de esos detalles del cacharro que no son un detalle.

Me explico ...

El bicho es para llevarlo por ahí. Está claro. Para ello necesitas una bolsa. Además, necesita ser una bolsa "para portátiles", es decir, acolchada. Y no creo que haya muchas del tamaño del Eee.

Como además, lo suyo es llevar otros gadgets como el móvil, reproductor MP3 ... que no necesitan acolchado, esta te permite llevarlo en cualquier bolsa que ya tengas sin mayor problema.

Y sin mayor gasto, que es lo suyo.

Por ejemplo, para los iBooks había productos similares a esto, pero de otras marcas. Y tanto el portatil como la protectora eran caros.

Se podría discutir si haría falta tener compartimentos para el cargador o algo así (creo que no hace falta) o si realmente hace falta al no tener partes móviles, pero a mí me parece (sin haberla visto "en directo") que es un complemento ideal sin mayor desembolso y que tiene la calidad que tiene que tener.

Aunque en estas fotos no va protegido, la idea es meter el bicho en su funda y luego en una bosa de ese tamaño (más o menos), incluso con una bolsa de menos calidad o en un bolso para las chicas (aunque esta lo lleve fuera), junto con el móvil, unos bolis, un cuadernillo, alguna memoria USB, un disco duro, un cable ethernet y poco más. Incluso con un libro.

Y si no, lo metes dentro de la carpeta de los apuntes y a tirar por la uni.
:-)

newimagenio dijo...

Impresionante lo que puede dar de sí una simple funda. Y si también está bien contado, mejor que mejor.
Gracias frames por tu aportación.

Dary dijo...

ahh! leyendo a frames se me acaba de ocurrir algo que nadie mostró todavía.

CÓMO ES EL CARGADOR??

cúanto pesa, es como los de móvil, lo podŕe llevar siempre conmigo, etc, etc

frames dijo...

Tus deseos son órdenes, dary:

¿Lo quieres comparado con un cargador de portátil o con uno de móvil?

¿O quizás comparado con el resto del equipo?

Tres datos más que he leído en varias reviews:

1. Es realmente pequeño. Lo único que puede ser negativo es que, al estar el transformador incluido en el enchufe, puede "colisionar" con otros enchufes.

2. Si te fijas, hay un hueco encima de las patillas (americanas). El modelo europeo y el inglés se "montan" encima de estas patillas, que son retráctiles. Así que, si viajas de vez en cuando a los EEUU, tienes un cargador dos-en-uno. Y si te haces con el adaptador británico (que por desgracia no viene en el pack original), también lo puedes usar en las islas sin más.

3. El cable mide 2 metros.

Publicar un comentario